¿Y esa tal Matrix?

Por Jairo Marques en http://assimcomovoce.folha.blog.uol.com.br/

La lectora Gislaine, de Campinas (Oh Campinas!), preguntó en un comentario qué es esa tal “Matrix” de la que tanto hablo aquí en el blog.

Como yo soy aquel “chiquito bueno” y ustedes son “malos”, porque nadie le respondió a la joven 😦 , voy a hablar un poco sobre eso y después todo el mundo ayuda, ¿pactado?

Ahí, este post queda como referencia para quien sea iniciante aquí en el viaje en este camión “achacado” que empujamos casi todo el día!

El tío comenzó a usar el término “Matrix” para quien tiene alguna discapacidad física porque mucha gente, mucha gente realmente, cree que este pueblo “malterminado”, este pueblo sin pierna, sin brazo, en silla de ruedas, con aparato en el oído, con perro-guía… no existe en el mundo real. :/

Sin hablar de los enanos, no? Que hay quien piensa que ellos viven en las florestas, pero no viven, no, ellos viven en la “Matrix” también. 😀

Cuantas veces yo escuché así: “Ah, yo no hago una rampa aquí porque nunca viene nadie en silla de ruedas, no. Nunca, ni los veo pasando por la calle”.

Ahí miro para mi mismo y pienso: “Soy nadie!” 😦

O algo del tipo: “Baño accesible para qué? El discapacitado casi no sale de casa y cuando sale no hace pipí, no”.

Mal esa lacra sabe que nosotros no salimos de casa porque no tienen la rampa y no damos aquella piyada porque no entramos en los baños angostos. La lógica es exactamente a la inversa.

Vivimos en la Matrix no porque queremos, no, nosotros vivimos porque nos colocan en ella a medida que muchos nos ven como seres que no tienen sexo, no tienen vida social, no trabajan, no se bañan (eso tiene un dejo de ‘verdachi’ 😦 😦

Comencé a usar el término y esos locos que me acompañan se coparon y se identificaron, ahí pegó, no, no?  Y vinieron los derivados “matrixianos”, “presidente de la matrix”, etc.

Ya recibí centenas de e-mails (soy vergonzoso, si ) que comienzan así: “Jairo, yo también soy de la Matrix”… o así “Jairo, yo no hago parte de la Matrix, pero…”

Pero, en este nuestro universo paralelo, nosotros también tenemos poderes para hacer muchas cosas! Conseguimos superar miradas, rótulos, conseguimos sobrepasar obstáculos, conseguimos reinventar caminos, vidas, realidades.

El objetivo de los “matrixianos”, por tal, es dejar de vivir en este mundo oculto e integrarse a los “mortales” de forma plena.

En secreto, por favor, quien lea no cuente para nadie, estamos planeando dominar el mundo, “de certeza”. 😀

Lo más “maraviwonderful” es que, para eso, ya conseguimos adeptos para la gran batalla entre los propios “normales”.

Un batallón de gente “correctita” ya adhirió o está adhiriendo a la causa de la accesibilidad, a la causa de tratar lo “diferente” con dignidad, con igualdad de oportunidad.

Podés apostar, Gislaine, ser de la “Matrix”, en el fondo es ser exactamente “Así como Vos”!

A tiempo: Juro que no usé ácido para escribir este texto ni fumé el cigarrito del diablillo. A la noche, apenas comí tostada con un paté de atún que, por la etiqueta, no tenía hongos alucinógenos.
Anuncios

11 Responses to ¿Y esa tal Matrix?

  1. […] la riqueza de los detalles del “choque” que hizo a la liadísima Luciene Gomes entrar a la “Matrix”. Nunca publiqué aquí un relato tan rico de detalles y con tanto sabor de […]

  2. Anónimo dice:

    […] la secuencia sobre París, puede parecer medio extraño para los ‘personales’ infiltrados en la Matrix (aquel pueblo que no es malterminado, pero ayuda a empujar la causa de un mundo más accesible para […]

  3. […] una al frente de todo el mundo! … Las personas que trabajan en esos locales atienden a los ‘matrixianos’ muy bien y el derecho a la prioridad es clarísimo para ellos. Foto de una gran escalinata de […]

  4. […] “Zimininos”, mirá quien volvió?!:D .  Para los que ya estaban ‘mortos’ de nostalgias, el tío está aquí, dando secuencia al humilde proyecto de dominar el mundo para los matrixianos! […]

  5. […] “Zimininos”, mirá quien volvió?!:D .  Para los que ya estaban ‘mortos’ de nostalgias, el tío está aquí, dando secuencia al humilde proyecto de dominar el mundo para los matrixianos! […]

  6. […] aquí soy yo, que tengo el bastón del poder:( ), la adopción de un término más para esta Matrix  donde ya habitan los diversos “malterminados” (estas personas que usan silla de ruedas, que […]

  7. Silvana dice:

    Hola Javier… mi hermana menor tiene 26 años y es discapacitada mental profunda… cuando salimos con ella, la gente la mira como si fuera de otro planeta, o escapada de esa realidad o mundo paralelo del que vos hablas… eso me molesta mucho. Cuando voy a la obra social a la que ella esta adherida para hacer un tramite, la burocracia tambien contribuye a esa otra realidad, ya que ponen miles de trabas para poder concretar el tramite, y te hacen ir mas de cuatro veces hasta explicar claramente lo que tenes que cumplimentar… un poco de consideracion y sensibilidad hacia el otro, no vendria mal. a un chico en silla de ruedas, mientras yo esperaba, lo hicieron subir y bajar varias veces para cumplimentar los requisitos… es de no creer… besos

  8. Paola dice:

    Gracias Javier por tus palabras!! =)

  9. Javier dice:

    Paola, tremendo comentario. Acabo de leerlo y creo que voy a estar pensando un tiempito sobre tus últimas frases.

    Igual, en este momento tengo el bocho en positivo y me parece que nosotros (matrixianos), salvo excepciones varias como la tuya, la mia y varios que conozco, tampoco “salimos a la calle” a decir: viejo! acá estamos!

    Pero no tengo dudas de que tus reflexiones, en mayor o menor medida, nos son comunes a todos los “poseedores de certificado de discapacidad”.

  10. Paola dice:

    Muy buen relato!!! y por fin, de casualidad y sin preguntar, me entero también qué significa eso de “matrixiano”… considerando que no vi la película, por tu sola descripción me parece muy adecuada la apropiación del término… es tal como nos sentimos nosotros… Yo uso audífono pero la gente me ve muy “normal” que digamos, y eso me exaspera a veces, porque todo lo normal que ellos ven en mí me cuesta mucho esfuerzo personal y consecuente cansancio… eso no lo ve ni lo valora nadie… porque desde el momento en que uno se esfuerza para integrarse a la sociedad, la sociedad ya no se preocupa por hacerte partícipe porque asume que podés ser un igual a ellos… pero cuando no realizo las actividades que ellos están habituados a hacer, ahí dejo de ser normal y paso a ser rara directamente o antisocial o antipática… Todavía no encontré la forma de estar en paz con todo esto… Me molesta que en la lucha por la inclusión de las diferencias todo el esfuerzo lo pongamos los matrixianos y nada los otros…

  11. Pilar dice:

    Por qué será q en mundos más avanzados parece “q hay más personas condiscapacidad” cuando las estadisticas son parecidas a las de acá, parece sólo porque tienen las condiciones dadas para salir de la casa, y por eso se las ve en la calle…
    Yo soy una infiltrada en la Matrix… y estoy en la batalla para dominar el mundo, hasta eliminar este mundo paralelo…
    Muy buen texto Jairex…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: