Rehabilitación

mayo 27, 2011

Por Jairo Marques en http://assimcomovoce.folha.blog.uol.com.br/

Gente, este video que coloco hoy, para mi, tiene un impacto emocional muy grande. Él me remite, de cierta manera, a mi propia historia de vida.

Siempre digo aquí en nuestro diario sobre la importancia que mi madre tuvo en la formación de mi carácter, en la forma como hoy llevo mi vida y, sobre todo, en mi rehabilitación porque, al final, fue ella quien me cargó de aquí para allá para que la medicina consiguiese dar una “bofetada” en mi condición física.

Nunca les escribí esto, pero, creo que hoy es necesario. Mi papá, para ayudar 😀 , murió bien joven, víctima de una enfermedad crónica, cuando yo era todavía un bebé y había recién contraído la polio.

La herencia que él dejó fue una pensión de un salario mínimo y tres bocas para alimentar, entre ellas, una de un ser que no se quedaba parado 😛 . Entonces, la cosa no fue muy tranquila, no.

Les pido que intenten ver y reflexionar sobre el mensaje embutido en la presentación. Lo que importa para mejorar la vida de quien está en la Matrix de quien tiene alguna discapacidad no son los milagros, sino la rehabilitación, la forma de aprender a convivir con el mundo con sus limitaciones.

Coloco un video, un regalo de mi amiga Malu Filézio.

Buena reflexión….

A tiempo: Fui cargado en brazos hasta los 13 años y sentía mi propio peso ir aumentando para el cuerpo de mi “vieja” a medida que el tempo pasaba. Cuando vos veas una situación semejante a la mostrada en el video, no seas reacio ni tengas vergüenza de ofrecer ayuda. Ella será muy bienvenida, pueden estar seguros.

Anuncios

La web un amigo…

mayo 24, 2011

Hace un tiempo les presentamos a Fernando Fernandes

Hoy los invitamos a ver su propia web: http://www.fernandofernandeslife.com/

Vamos que vamos Fernando!!! Te esperamos por aquí…


EL DISCAPACITADO EN LA HISTORIA DEL ARTE

mayo 23, 2011

El discapacitado es una persona que ha estado presente en la Historia del Arte. Vamos a repasar unos cuantos ejemplos refiriéndonos sólo a la civilización occidental.

Comenzamos con Grecia. En la Era Clásica, Homero, el poeta, es ciego y es la primera gran referencia histórica de una persona con discapacidad. Tenemos también un personaje mitológico como Vulcano (el de la Fragua y los Volcanes) que es «rengo». Los dos nos dicen mucho acerca de aquella sociedad de hace más de 25 siglos en la que las labores principales eran la agricultura, la ganadería y la guerra, facetas en las que estos dos personajes no podían competir, de lo que podemos deducir que en aquellos lejanos tiempos al discapacitado se le daban tareas marginales.

Busto de Homero. Mármol, copia romana de un original helenístico del siglo II aC

Cuando llegamos a la época Romana también encontramos personas con discapacidad: así en la literatura clásica romana hay ejemplos de personas con discapacidades. Julio César era epiléptico y Catón, uno de los oradores y políticos mas influyentes de la República era tartamudo. Pero lo más curioso de todo es que en las Comedias del Teatro Romano el jorobado, rengo, ciego, etc. eran los que sufrían las burlas del resto de los personajes y de los cuales tenemos una buena galería, así como ejemplos en artes plásticas, pintura, escultura, mosaico, etc.

 En la Edad Media la actitud hacia las personas con discapacidad es pasiva y aunque seguían teniendo casi idénticos trabajos que en la época clásica podríamos decir que su status había descendido debido a las supersticiones y el poder religioso. El ciego recita y el resto tiene oficios varios (zapatero, herrero, y demás…); ahora su principal función representativa en el arte es la del milagro. En las iglesias, conventos, y palacios se encuentran abundantes referentes pictóricos y plásticos sobre la vida de los santos y sus milagros (muchas veces dirigidos a discapacitados).

 En el Renacimiento la representación de las discapacidades toma un aspecto más científico; los avances que supusieron los estudios anatómicos y la creación de Hospitales junto con el tratamiento de ciertas enfermedades hacen que los artistas acerquen la realidad de la enfermedad al resto de los mortales. Desde Italia los artistas toman la realidad y la muestran ahora con más cercanía y respeto hacia el sujeto que recibe la gracia.

 El Lazarillo de Tormes de autor anónimo, así como la literatura picaresca hablan también de ejemplos de personas con discapacidad: tartamudos, rengos, ciegos, que son tomados en su modo de vida corriente y mostrados con cariño y una cierta preocupación por su modo de vida. Se respetan los valores personales del ser humano en sí mismo. Como obras representativas encontramos: el mencionado El Lazarillo de Tormes, Las Novelas Ejemplares de Cervantes (el manco de Lepanto) y en las artes plásticas tenemos dos ejemplos muy significativos: Velázquez y Rivera.

Don Sebastián de Morra Diego Velázquez, 1645. Óleo sobre lienzo. 106,5 × 81,5cm.  Museo del Prado, Madrid, España.

El cuadro El bufón don Sebastián de Morra fue pintado por Velázquez hacia 1645. Se trata de un lienzo pintado al óleo que mide 106,5 × 81,5cm de ancho. Se conserva en el Museo del Prado, Madrid, España.
Velázquez retrata aquí a uno de los enanos bufones de la corte de Felipe IV, lisiado de nacimiento que era objeto de burla y abuso por los poderosos. Velázquez lo pinta de cuerpo entero, sentado en tierra, con sus cortas piernas hacia delante, en una posición nada elegante que recuerda a una marioneta. Viste un rico jubón.
Sebastián de Morra mira directamente al espectador, inmóvil, sin hacer gestos de diversión, a modo de denuncia del trato que la corte daba a estas personas.Su expresión es severa y triste, y contrasta con su profesión, casi queriendo reflejar el tormento del hombre.

 Los avances que trajo la Ilustración provocaron una pequeño cambio en la visión de la Discapacidad y ésta es tratada abundantemente pero ahora la preocupación del artista ya no es sólo mostrar la vida y su problema, sino también buscar una posible solución a la miseria humana, por ejemplo entre los filántropos. La pintura Europea de la época muestra ejemplos de ello; en literatura hay manuales y novelas que marcan líneas de conducta.

 La Revolución Industrial supone, ante todo, que ciertas discapacidades sean aceptadas como asunto social y no como una maldición divina o de los hados. Ahora la novela y el arte junto con la política marcan pautas para mejorar la vida del discapacitado. Políticos como Robespierre, novelistas como Víctor Hugo, Charles Dickens y bastantes pintores y escultores no dudan en representar la discapacidad en toda su crudeza y también con toda su dignidad; Un magnífico ejemplo lo tenemos en Goya (que era sordo). Beethoven se fue quedando progresivamente sordo a partir de principios del siglo XIX, y siendo completamente sordo compuso sus mejores obras.

 Grabado de Francisco de Goya y Lucientes

 A final del XIX tenemos varios ejemplos de artistas con discapacidad: Henri Toulouse Lautrec, Van Gogh, etc.

 Foto de Toulouse-Lautrec.

Pintor , dibujante, litógrafo, autor de carteles e ilustrador. De Origen Frances.
Toulouse-Lautrec padeció una enfermedad que afectaba al desarrollo de los huesos y que comenzó a manifestarse en 1874. Su constitución ósea era débil y entre mayo de 1878 y agosto de 1879 sufrió dos fracturas en los fémures de ambas piernas, que le impidieron crecer más, alcanzando una altura de 1,52 m.
En la actualidad el arte muestra muchos más ejemplos de discapacidad como forma de expresión no sólo en la pintura, escultura, novela y teatro sino también en medios audiovisuales: el maestro Rodrigo; Frida Kahlo, Stephen Hawking, etc.

Eglantine. Afiche de Toulouse-Lautrec.

 Frida Kahlo

 Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, mejor conocida como Frida Kahlo (Coyoacán, 6 de julio de 1907 – ibidem, 13 de julio de 1954), fue una destacada pintora mexicana.

Su vida quedó marcada por el sufrimiento físico que comenzó con la poliomielitis que contrajo en 1913 y continuó con diversas enfermedades, lesiones, accidentes y operaciones. Esta primera enfermedad le dejó una secuela permanente: la pierna derecha mucho más delgada que la izquierda.

Frida en su silla de ruedas con paragua.

En 1925 aprendió la técnica del grabado con Fernando Fernández Domínguez. El 17 de septiembre de ese mismo año un accidente de tranvía la dejó con lesiones permanentes debido a que su columna vertebral quedó fracturada y casi rota, así como diversas costillas, cuello y la pelvis, su pie derecho se dislocó, su hombro se descoyuntó y un pasamanos le atravesó el vientre, introduciéndosele por el costado izquierdo. La medicina de su tiempo la torturó con operaciones quirúrgicas (32 a lo largo de su vida), corsés de distintos tipos y diversos mecanismos de “estiramiento”.

La columna rota, Frida Kahlo, obra pintada en 1944.

El aburrimiento que le provocaba su postración la llevó a empezar a pintar: en 1926, todavía en su convalecencia, pintó su primer autorretrato, el primero de una larga serie en la cual expresará los eventos de su vida y sus reacciones emocionales ante los mismos. La mayoría de sus pinturas las realizará estirada en su cama y en el baño. Sin embargo su gran fuerza y energía por vivir le permitieron una importante recuperación.

 Frida pintando en la cama, Diego le sostiene la paleta. 1954

Árbol de la Esperanza, Mantente Firme. 1945

Tras esa recuperación, que le devolvió la capacidad de caminar, una amiga íntima la introdujo en los ambientes artísticos de México donde se encontraban, entre otros, la conocida fotógrafa, artista y comunista Tina Modotti y Diego Rivera.

Diego besando a Frida, ella acostada en una cama del Hopital Ingles con corsé puesto. 1950

En 1938 el poeta y ensayista del surrealismo André Bretón califica su obra de surrealista en un ensayo que escribe para la exposición de Kahlo en la galería Julien Levy de Nueva York. No obstante, ella misma declara más tarde: “Creían que yo era surrealista, pero no lo era. Nunca pinté mis sueños. Pinté mi propia realidad”.

En 1939 Frida Kahlo terminó un autorretrato constituido de dos personalidades: Las dos Fridas. Con este cuadro, asimila la crisis marital, a través de la separación entre la Frida en traje de tehuana, el favorito de Diego, y la otra Frida, de raíces europeas, la que existió antes de su encuentro con él. Los corazones de las dos mujeres están conectados uno al otro por una vena, la parte europea rechazada de Frida Kahlo amenaza con perder toda su sangre. Ese mismo año expone en París en la galería Renón et Collea gracias a Bretón. Su estancia en la capital francesa la llevó a relacionarse con el pintor malagueño Picasso y a aparecer en la portada del Vogue francés. Por entonces Frida era conocida en el mundo entero. A partir de 1943 dio clases en la escuela La Esmeralda del México, D. F..

Frida en el taller. 1940

En la primavera de 1953 la Galería de Arte Contemporáneo de esta misma ciudad le organizó, por primera vez, una importante exposición. La salud de Frida estaba muy mala por entonces y los médicos le prohibieron el asistir a la misma. Minutos después de que todos los invitados se encontraran en el interior de la galería se empezaron a oír sirenas desde el exterior. La muchedumbre enloquecida se dirigió al exterior, allí estaba una ambulancia acompañada de una escolta en motocicleta. Frida Kahlo había sido llevada a su exposición en una cama de hospital. Los fotógrafos y los periodistas se quedaron impresionados. Ella fue colocada en el centro de la galería. La multitud fue a saludarla. Frida contó chistes, cantó y bebió la tarde entera. La exhibición había sido un rotundo éxito.

Ese mismo año le tuvieron que amputar la pierna por debajo de la rodilla debido a una infección de gangrena. Esto la sumió en una gran depresión que la llevó a intentar el suicidio en un par de ocasiones.  Durante ese tiempo, debido a que no podía hacer mucho, escribía poemas en sus diarios, la mayoría relacionados con el dolor y remordimiento.

Murió en Coyoacán el 13 de julio de 1954. No se realizó ninguna autopsia. Fue velada en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México y su féretro fue cubierto con la bandera del Partido Comunista mexicano, un hecho que fue muy criticado por toda la prensa nacional. Su cuerpo fue incinerado y sus cenizas las alberga la Casa Azul de Coyoacán, lugar que la vio nacer.

Las últimas palabras en su diario fueron: “Espero alegre la salida y espero no volver jamás”.

Henry Ford Hospital, Frida Khalo, 1932.

Los “nadios”

mayo 19, 2011

Por Jairo Marques en http://assimcomovoce.folha.blog.uol.com.br/

Gente, muchos de ustedes ya me conocen y saben que soy un “minino bueno”, pero yo soy amenazador, si.

Quiero sugerir hoy, caso haya aprobación razonable (a pesar que quien dicta las reglas de esta democracia aquí soy yo, que tengo el bastón del poder:( ), la adopción de un término más para esta Matrix  donde ya habitan los diversos “malterminados” (estas personas que usan silla de ruedas, que no tienen pierna, no tienen brazo, no ven, no oye, que es medio chueco o es gente pequeña, vulgo enano) y los infiltrados.

Ahora, creo que es hora de que asumamos la existencia de los “nadios”. Calma que les explico! Los “nadios” son las personas que no toleran el avance de nuestro dominio del mundo. Es el tipo que no reconoce nuestros derechos, de forma conciente, de vivir en igualdad.

Durante toda mi vida, y no solamente ahora que soy más conocido que las galletitas Ópera :-O , tuve que encarar a los “nadios” … callado.

El “nadio” que se presa no piensa dos veces en decir así: “Vos sos rebelde. Vos sos mal llevado porque no podés caminar. Vos sos malo así porque tu mamá te dejó caer de la cuna y quedaste todo arruinado. Vos deberías quedarte en casa en vez de querer mejorar los accesos de las calles. Vos estás disgustado con el mundo porque tenés las canillas secas”.

Cómo hace falta una gomera en ciertas horas, no?;) 

El “nadio” no está ni ahí y mea en el baño de quien, por ley, consiguió el derecho básico de un inodoro en un lugar un poco más ancho y, supuestamente, con más cuidado en la higienización.

El “nadio” queda encabronado con la vida por no poder usar los lugares reservados en el ómnibus, aunque no haya allí ningún malterminado. Y mirá que no es así que funciona, no? Usan mismo viendo al pobre tipo con muletas matándose para equilibrarse.

Funciona, en la vida real, es así: Llega una madre al colectivo, cargando al hijo “astillado” en brazos, y todavía tiene que acercarse al “nadio” y bajar un poquito más la cabeza.

“Señor nadio, usted podría arrancar su traste saludable de ahí para que yo pueda derramar mi hijo en ese asiento que, por ley, es de él?”

“Zi niños”, súper de onda, explíquenme por qué tengo que ser “diplomachico” con los “nadios”? Por qué no puedo ponerme furioso y defender con uñas y dientes que mi DERECHO sea respetado? Por qué tengo que ser el buey sonso siempre?

Que quede bien claro que el “nadio” no son las personas que tienen desconocimiento de la causa. Las personas que actúan de forma realmente sin la intención de afectar la vida de los otros y que, apenas, no tienen información. Estos son potenciales “infiltrados” los cuales debemos conquistar porque, seguramente, ellos van a ayudarnos a subir y a bajar laderas. Y estos son la mayoría, menos mal! 😀

Yo ya conté que cuando estudiaba en un colegio de ricos, aunque era uno de los mejores alumnos (al final yo me copiaba ), fui humillado a la hora de hacer la inscripción para el último año, el más decisivo, para el ingreso a la facultad?

La directora dijo así: “Si sobra un rinconcito en el aula para tu silla, vos estudias, si no, vos buscás otro colegio”. Y cuantos son los “nadios”, tenemos que tragar en seco una vez que la fuerza física no siempre nos es favorable, ni la económica, ni la política.

Los  negros no consiguieron la ley antirracismo tolerando que los insultaran en la calle, ellos protestaron, ellos no aceptaron, ellos fueron allá y tomaron parte del poder;

Las mujeres consiguieron derechos iguales a los hombres rasgando las ropas en la plaza pública (diliiiicia 😛 ), denunciando los malos tratos, tomando parte del poder;

Los gays se unieron con vigor y hacen marchas gigantes al rededor del mundo para defender sus derechos y su libertad de expresión, todo todavía en curso en buena parte de los países, pero, en curso y con óptimos resultados.

Y por qué rayos los “matrixianos” tienen que oír callados, resignados estos estropicios que, si pudieran, nos tirarían en la hoguera con la justificación de que somos “inválidos” y de que estorbamos en el tránsito?

Por qué voy a dejar este, nuestro diario todo limpito, al final se baña una vez por semana , ser escenario de manifestaciones llenas de una mentalidad egoísta en que lo que vale es solamente lo que el dicho “normal” puede y cree?

Yo hasta permito que me apedreen diciendo que soy extremista, que soy un “lisiado desinhibido” por tener cinco o seis lectores, perfecto, pero yo reacciono. Hoy, yo reacciono.

Reacciono, pues, una vez que entramos en la “guerra” para dominar el mundo, los enemigos precisan sucumbir y desaparecer para siempre sean ellos los “nadios”, la falta de accesibilidad, la falta de oportunidad, la falta de condiciones iguales para estudiar, trabajar y vivir socialmente.

Soy gran defensor de la tolerancia y quien LEE el blog sabe de esto. Nunca hablé de ojo por ojo ni fui contra de actitudes así, siempre. Soy defensor de la discusión hasta que se me seque la lengua de hablar de respeto a la Justicia.

Los “nadios” existen y están por ahí, pero mi gran aliento, mi motivo de insistir en un plan simple de dominar el mundo , es que existen también las “Giseles”, los “Amauris”, las “Laks”, las “Glorias”, los “Elias”, las “Maysas”, los “Rogerios”, los “Carlos”,  las “Silvetz”…

Bien, salvo que la asamblea decida, por medio de los comentarios que, juro, muuuy raramente no acepto , está incorporado a este mundo paralelo el término: “nadio”! Y queda dicho.


Haciendo visible lo invisible…

mayo 13, 2011

Bea Pellizzari es Psicóloga Social especializada en management para organizaciones sin fines de lucro. Trabaja desde hace 17 años en distintas instituciones del sector social dedicadas a Discapacidad. Siempre con el objetivo de instalar la temática en la agenda pública y transformar la mirada social que devalúa por una que valore la diversidad como una forma de enriquecimiento colectivo. Esta motivación la acompañó cuando dirigía la Fundación Par, dedicada a la inserción laboral en el empleo competitivo de las personas con discapacidad. Y también cuando fundó “La Usina – El cambio en discapacidad”, una asociación civil sin fines de lucro que trabaja –desde el 2002– a nivel nacional para promover un cambio de actitud respecto a la discapacidad y generar así el ejercicio de una ciudadanía activa. Con la idea de que se podía hacer aun más lanzó en el 2007 la empresa social redACTIVOS, dedicada a comercializar y distribuir productos y servicios desarrollados por trabajadores con discapacidad desde la cual aumentan las oportunidades laborales y libertad económica de estas personas, mientras gestiona sostenibilidad para los programas de La Usina. Por su trabajo fue seleccionada en 1999 como fellow de Ashoka, red mundial de emprendedores sociales, trabajó como asesora de Naciones Unidas. Es Consejera de Ashoka, de Aiesec Cono Sur, miembro de Vital Voices y líder del Programa I-Lead de Mobility International USA.


Sillas en el cine

mayo 12, 2011

Por Jairo Marques en http://assimcomovoce.folha.blog.uol.com.br/

Desde chico que voy al cine. Me acuerdo que era un programón ir los sábados al cine Santa Helena, en el centro de la ciudad, junto con otras decenas de amigos que se peleaban para empujar mi “carruaje”.

Hoy, el lugar, que no tenía escaleras y yo entraba cómodo (no se la razón) se convirtió en una casas de electrodomésticos de cadena.

Ya leí cierta vez, pero no consigo recordar quien lo escribió o dijo, si alguien sabe, please, diga en los comentarios, que: “después de la invención del cine pasamos a vivir dos veces más”. Wow, y es así mismo!

El cine nos transporta para otros países y planetas, nos presenta emociones agudas y profundas, nos da rabia, nos da alegría, nos permite tener contacto con otras culturas, con otras realidades.

Bueno, pero, y con eso? El tío ya vivió buenas aventuras para sustentar este vicio por la pantallota. Las salas de exhibición “mudernas” empujaron a los rengos a un desconforto sin igual: el dolor en el cuello.

Yo les explico porque soy “minino bueno”. Ya repararon que el 90% de los cines tiene escaleras? Y no es escalerita, no, son escalinatas gigantes para acceder a los mejores lugares, para degustar la peli de un ángulo donde el beso de los actores sea hasta más romántico.

El resultado? Quien es de la Matrix tiene una opción: Quedarse en el lugar más bajo, con la nariz pegada a la pantalla. Como mi derecho de elegir queda limitado, con la mayor cara de piedra, yo siempre… pago media entrada!!!!  (H) . Sin el menor pudor, yo pago media entrada.

Voy mucho al cine solo. No me importa, no, lo que realmente me gusta es el arte. Cierta vez, sin embargo, el “hombri” de la ventanilla quería porque quería que yo me quede en un lugar más alto.

“Yo lo subo, ‘muchacho’! No hay problema! Te coloco allá en lo alto y, al final de la película, te vengo a buscar. Es mejor. La visión es mucho mejor”.

Gente, yo cedí. Abracé al tipo (no hubo sentimientos 😀 ) y fui a quedarme allá en las alturas. La silla de ruedas él la llevó sabe Dios para donde. Si, claro que todo el mundo ya sabe lo que sucedió.

La peli acabó y yo transpiraba frío. Era la última sesión de la noche. La gente iba saliendo y nada de que el tipito aparezca con mi silla o hasta con aquellos brazos fuertes (uuuy) para sacarme de allí. Pedí socorro al último cristiano que salía de la sala y evité dormir ahí mismo.

Cuando voy a ver una película, generalmente, no me quedo en mi silla. Paso para el asiento confortable, no? Toy pagaaaando, ué! Ahí coloco mi caballo al lado y me pongo a comer pochoclo, bien lindo.

En una de esas pelis disputadas de la vida, del tipo ‘batmén” entra un señor, ya con las luces apagadas y los treilers comiendo la pantalla. Él busca, busca, busca una silla… y encuentra!!! Encuentra mi silla de ruedas! …. y se sienta!!! 😦

Yo no sabía si me reía o si lloraba de “rabia”. “Zente”, él demoró en percibir que estaba más bajo que la persona que estaba al lado de él (yo, mismo)…. ahí él se dio cuenta de que había metido la pata.

Sabés cuando vos entrás en la sala equivocada y salís disimulando? Entonces, así hizo el tipo!

Y este asunto de sólo poder quedarse en los lugares de ahí abajo casi me rinde un noviO 😀 . Voy mucho al cine de un shopping de aquí de la city que es famoso por ser frecuentado por el público gay.

No, gente, no soy gay (por lo menos que yo sepa 😛 ), pero me gustan los lugares donde facilitan la vida del rengo. Y, ahí, es así. Desde el estacionamiento hasta el cine. Ellos, “incrusible”, cambiaron los lugares de los rengos en las salas porque, por el proyecto inicial, era pésimo.

No hacen más de lo que es obligación, claro, pero fue una iniciativa que ni todos los empresarios tienen. Bueno, pero volviendo. Fui a ver aquella peli “El Secreto de la Montaña”, que, para quien no la vio, cuenta una historia de amor entre dos cowboys (toy mona, hoy, no?).

En la fila de las sillas de abajo sólo estaba yo. Las personas “normales” quedaron todas encima, en los lugares buenos, es obvio. Pero, he aquí que viene un pollito de esos flaquitos, bien flaquito… se sienta a mi lado… y dice así:

“Te voy a hacer compañía porque es muy feo ver películas ‘romanchicas’ así tan solito, tá?!”.

Me helé, gente, me helé y me trabé, para ser sincero. Imaginate si resolvía besarme, llevarme a la casa para criarme?! Pero se comportó, juro. Sólo que lloraba tanto, tanto que casi el desenlace de la peli cambia para Titanic de tanta agua en los “zóios”.

Bueno, pero, mi amigo Evandro Bonocchi, que hace ilustraciones, proyectó una sala de cine “amiga del rengo”. Vean ahí!

Vean que los lugares demarcados para la silla queda en lo alto, cerca de la entrada. Así, podemos ver la peli sin quedar con el cuello “dilorido”. Como hay rampas laterales a lo largo de la sala, las opciones de elección también se diversifican!

Existen algunos cines así, en São Paulo, pero, son pocos. Entonces, voy a seguir pagando media-entrada y tomando dorflex por un buen tiempo.


Que los niños vuelvan a la calle

mayo 11, 2011

Francesco Tonucci

“Si los niños pudiesen de nuevo salir solos de sus casas se resolverían muchas contradicciones que hoy hacen difícil su vida cotidiana y la de la misma ciudad. La infancia pasa hoy mucho tiempo en casa, y es en el hogar donde se dan, según las estadísticas, el mayor número de accidentes. ¡Los mantenemos dentro de casa para defenderlos de los peligros externos y los dejamos precisamente en el lugar más peligroso! Pero el espacio doméstico siempre será peligroso, por más prevención que hagamos, si el niño pasa la mayor parte de su tiempo dentro de casa sin saber qué hacer.

Niñas y niños pasan demasiado tiempo frente al televisor, cuestión que preocupa a todos los padres y educadores occidentales. Ciertamente, podemos prohibirles que vean mucha televisión, pero esto supone vivir un continuo conflicto con ellos. Sin embargo, podemos hacer realidad la única experiencia que, en todas las encuestas, es más deseada que el ver la tele: jugar con los otros niños.

Los niños van a la escuela sin tener experiencias personales, vivencias individuales que comunicarse y confrontar con los otros, puesto que viven en grupos preconstituidos en las diversas escuelas a las que asisten, sean públicas o privadas; y asisten a los mismos espectáculos que les ofrece la televisión, iguales para todos. También la propia escuela, para cumplir bien su tarea de momento de elaboración cultural, a partir de los conocimientos del alumnado, tendría necesidad de unos niños más autónomos, más ricos, más protagonistas. Repensar la ciudad, quererla distinta, adaptada a todos, incluso a la infancia, es una necesidad urgente; no se trata de retroceder hacia el pasado en busca de un romanticismo rural o de barrio de los años 40, sino de preparar para un futuro distinto, no exclusivamente controlado por la producción comercial. Un futuro en el que exista el deseo y la posibilidad de pensar en el bienestar y en la solidaridad. De ese futuro, los niños son símbolo, reto y garantía.”

Repensar la ciudad, quererla distinta, adaptada a todos, incluso a la infancia, es una necesidad urgente… nosotros diríamos “adapta da todos, incluso a las personas con discapacidad”… pero es lo mismo… hablamos de lo mismo… pensar una ciudad accesibles es pensar una ciudad que todos podamos usar…